Bebida purificadora de pulmón que cualquiera que haya fumado o fume tiene que probar

Hoy en día, fumar es probablemente uno de los hábitos que mas daña nuestra salud. Pero esto no impide que muchos de nosotros lo hagamos, y en ciertos casos en exceso. Los estudios nos muestran que más de quince millones de personas en los Estados Unidos sufren problemas de salud causados por el tabaquismo.

Por cada persona que mata, un mínimo de 30 personas vive con una grave enfermedad relacionada con el tabaquismo. Mucha gente trata de reducir el consumo de los cigarrillos, pero incluso sin fumar todavía pueden herirnos. El daño que los cigarros hacen a nuestros pulmones es a menudo serio e irreversible.

En este artículo, te voy a presentar una bebida limpiadora de pulmón que te ayudará a tener los pulmones y el organismo limpios y sanos. Hay tres ingredientes principales en esta bebida eficaz que dan limpia a los pulmones: cúrcuma, jengibre, y cebolla. Todos ellos están repletos de numerosos beneficios para nuestra salud, pero cuando se combinan crean una potente y sabrosa bebida limpiadora de pulmón.

La cúrcuma es una especia conocida, viene de la India. Es conocido por su color dorado vibrante. La gente suele usarla por sus beneficios para la salud y contiene mas de quinientos de ellos. Es alta en vitaminas y minerales, también posee propiedades anticancerígenas, antibacterianas y antivirales.

La gente usa principalmente el jengibre para resolver un malestar estomacal, pero puede beneficiarnos de muchas maneras. Una en particular, es la capacidad de reducir el exceso de moco que se junta en los pulmones, que puede aparecer como resultado de fumar.

Las cebollas poseen algunas propiedades antioxidantes y anticancerígenas muy potentes. La gente los ha utilizado para tratar diferentes tipos de cánceres, demostrando que pueden parar el crecimiento adicional de las células.

Bebida para limpiar nuestros pulmones

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de cúrcuma
  • 400 g de cebolla
  • Raíz de jengibre
  • 400 g de miel o azucar
  • 1 litro de agua

Preparación:

Primero mezcla la miel con en el agua y calienta en una olla hasta que hierva. Pica el jengibre y la cebolla y añádelos a la mezcla. Ahora agrega la cúrcuma y reduce el calor, hasta que sólo quede la mitad de la cantidad original, para acabar filtra lo que queda en un recipiente de vidrio. Deja que la mezcla se enfríe y guárdala en el refrigerador.

Debes de consumir 2 cucharadas de este remedio por día, por la noche y por la mañana, al menos 2 horas después de una comida.

Realmente esperamos que hayan disfrutado este artículo y no olvides compartir con tus familiares y amigos. Gracias.

(Visited 1.212 times, 1 visits today)