Curar la artrosis con remedios caseros

La artrosis es conocida como una enfermedad reumática, esta es de tipo degenerativo la cual produce dolor y dificultad para mover nuestras articulaciones, se puede presentar mayormente en las personas adultas y sobre todo en las mujeres de avanzada edad.

Con el pasar del tiempo nuestros cartílagos se desgastan, ocasionando dolor y dificultan para mover las extremidades, para esto existen muchos tratamientos, que pueden ayudar a mejorar la condición física y por supuesto aliviar el dolor.

Así como existen tratamientos médicos también hay las recetas naturales. Hoy te muestro como podemos aliviar el dolor que produce la artrosis con la ayuda de remedios caseros y sencillos con los que lograras reducir sus síntomas.

Lo primero que debemos saber es diferenciar la artrosis de la artritis, puesto que son similares pero a la vez son enfermedades diferentes. La artrosis degenera el cartílago y la artritis es inflamación en nuestras articulaciones, la primera es por envejecimiento y la segunda es por otros factores.

Con estas recetas aliviaras el dolor por artrosis

A continuación te mostrare algunas recetas caseras de forma natural con las que podrás aliviar tu condición.

– El jengibre.
Gracias a sus propiedades medicinales y anti-inflamatorias nos ayudara mucho. Solo debemos licuar el jengibre y beber su jugo diariamente.

– Harpagofito.
Es una planta medicinal con propiedades antiinflamatorias y analgésicas, basta con preparar 2 cucharadas de harpagofito, agregamos 2 de ulmaria en un aproximado de ½ de agua, hervir y dejamos reposar. Es uno de los remedios más efectivos.

– Masajes.
Aplicar masajes en la zona afectada con ayuda de aceites medicinales como el romero o la lavanda también es muy efectiva para calmar el dolor.

En el caso de la artrosis degenerativa podemos utilizar:

– El omega 3.
Consumir omega 3 nos ayudara gracias a sus ácidos grasos, podemos mejorar nuestra condición, comer pescado, semillas, cereales, frutos que sean fuente de omega 3.

– Cola de caballo.
El té de cola de caballo es otro remedio natural muy efectivo, basta con hervir 1 taza de agua con un poco de esta planta y tomar 1 taza al día.

– Limón y huevo.
Este remedio es muy efectivo, debemos utilizar un poco de jugo de limón, introducimos un huevo, dejamos reposar por lo mínimo 6 horas o al otro día. El resultado del mismo será un líquido blanquecino que tomaremos 1 o 2 veces a la semana.

Esta son solo algunas de las recetas lo importante es saber cuál se ajusta a tu necesidad y por su puesto llevar una alimentación balanceada, también puedes hacerte baños de agua tibia para aliviar los músculos de tu cuerpo.

Si te gusto este articulo compártelo.

(Visited 146 times, 1 visits today)