Preparar el queso fresco en casa fácilmente, es simplemente mejor, que querrá hacerlo cada semana..!!

Si gusta de disfrutar del sabor del queso y es uno de los ingredientes que no pueden faltar en tu nevera, entonces este artículo es sólo para ti.

Lo mejor es que el proceso de preparación es mucho más fácil de lo que parece y siempre tendrás un poco de queso fresco en el refrigerador de tu casa.

Le recomendamos echar un vistazo a lo que usted necesitará para preparar este delicioso queso hecho en casa.

A continuación en el articulo del día de hoy, vamos a presentar cómo preparar tu propio queso casero y fresco en sólo unos minutos.

[spoiler title=”Leer nota completa” class=”my-custom-spoiler”]

La receta para un queso casero fresco

Así es cómo se prepara:

Este producto se obtiene de leche pasteurizada que es igual a la que compramos en el mercado. Es hecho por un proceso de coagulación provocado por un ácido, que puede ser el cuajo, jugo de limón o bacterias gastronómicas. Este ácido facilita el proceso de la lactosa (endulzamiento) de la leche de vaca, leche de cabra o lo que usas, lo transforma en ácido láctico que es beneficioso para tu organismo.

Ingredientes:

• 1 litro de leche pasteurizada (botella o bolsa)
• 45 ml de jugo de limón, recién exprimido
• 1 pizca de sal
• 100 ml de yogurt natural
• 2 cucharadas de nata (crema de leche)

Usted puede elegir cualquier sabor que desea agregar en su queso: pimiento seco, orégano o pimienta. Y le recomendamos no utilizar la leche que viene en envase de cartón.

Preparación:

Añadir la leche en una cacerola de acero y póngalo a fuego lento. Mezcle hasta que hierva. Una vez que aparecen pequeñas burbujas, retire la sartén del fuego y tápelo.

Dejar reposar durante 20 minutos.

Luego, agregar el jugo de limón, la nata y el yogurt y mezclar asegurándose de que no entre aire por unos 10 minutos.

Hervir la leche a fuego medio hasta que se reduzca a la mitad de la cantidad que era. No debe haber grumos la cuajada que separan el suero líquido. En este punto, añadir la sal y mezclar bien.

Ahora, quite la mayor cantidad posible de suero de leche con una cucharadita y luego derramar la mezcla todo en un colador con una gasa. Poner otro recipiente debajo para recoger lo que ha filtrado.

Más adelante, puede añadir los sabores que desee.

Cuando se ha filtrado el suero entero, adquirirás una compacta pasta mantecosa, que debe amasar un poco para darle la forma de queso. Por ejemplo, puede preparar rollos, creando la cobertura exterior más sabrosa. Mantenga el queso en la nevera en un recipiente de plástico con tapa hermética.

Gracias por leerme y por favor comparta este artículo con todo el mundo que tal ves usted pueda ayudar a alguien que lo necesite.

[/spoiler]
(Visited 378 times, 1 visits today)