Puedes descongestionar tu nariz con este método casero

Cuando nuestra nariz esta congestionada o tapada, nos impide respirar normalmente, esto se debe a muchas causas, entre las que destacan, la gripe, alguna alergia, una sinusitis o síntomas del resfriado común, lo cierto es que es muy simple descongestionarla.

Aunque en el mercado existen remedios efectivos, existen otros remedios caseros que de igual forma nos dan excelentes resultados al descongestionar nuestras fosas nasales. Estos al ser naturales poder ser sencillos y con efectos inmediatos.

Una nariz tapada puede aparecer durante cualquier mes del año, y por múltiples razones, con o sin presencia de catarro o resfriado. De cualquier forma hoy veremos algunos remedios naturales que nos darán buenos resultados.

Con estas recetas no solo lograras descongestionar tu nariz, también ayudaras a tener en buen estado las vías respiratorias.

Vuelve  a respirar como Dios manda.

nariz

3 soluciones fáciles y naturales con la que lograras respirar nuevamente:

  • En 1 litro de agua hervida colocar sal, dejar enfriar y colocar unas pocas gotas en las fosas nasales.
  • Con ayuda de un poco de agua de mar, procedemos a echar unas gotas en los conductos de la nariz, puede ser con ayuda de un gotero o jeringa.
  • Verter 1 gota de aceite de mostaza en nuestra fosa nasal

El eucalipto.

Es perfecto para la congestión nasal, a continuación te muestro como prepáralo.

Procedimiento:

Lo primero que debemos hacer es hervir una olla de agua, añadir un poco de hojas de eucalipto o en su ausencia podemos utilizar aceite esencial, la idea es aprovechar el vapor para realizar inhalaciones. Con ayuda de una toalla en nuestra cabeza hacemos todas las respiraciones posibles.

Te sorprenderá los resultados, este remedio es exelente y funsiona a la perfeccion, si no consigues eucalipto puedes utilizar hojas de laurel.

Lavar las fosas nasales.

Aplicarnos una solución salina es una gran solución, a continuación te muestro como hacerlo.

Procedimiento:

Vertemos un poco de agua en un recipiente previamente hervida y reposada, añadimos 1/2 cucharada pequeña de sal marina y ½ de bicarbonato de sodio, con ayuda de una jeringa echamos unas gotas en nuestra nariz, la cual deberá salir por nuestra boca. Repetimos este procedimiento varias veces.

Si te gusto este artículo no dejes de ponerlo en práctica y compartirlo con tus amigos.

(Visited 2.020 times, 1 visits today)