Mira lo que hace el Aloe Vera tu cuerpo… los egipcios la llamaron la planta de la…

La planta de Aloe Vera es mundialmente conocida por sus diferentes propiedades curativas increíbles. Se ha utilizado durante muchos años. Incluso los egipcios lo llamaron la planta de la inmortalidad. Está repleta por más de 200 compuestos biológicos activos y naturales. En estos se incluyen las vitaminas, aminoácidos, enzimas y minerales que estimulan la absorción de nutrientes.

El aloe vera esta compuesto de vitaminas y minerales tales como, vitaminas A, C, E, Complejo B y Ácido fólico entre muchas otras. Podemos impulsar nuestro metabolismo si la consumimos. Contiene importantes enzimas como la amilasa y la lipasa. Ayudan a nuestra digestión rompiendo las moléculas de grasa y azúcar.

El ácido salicílico en esta planta nos ayuda a combatir la inflamación. Además, el Aloe Vera es rico en más de 20 aminoácidos esenciales que son requeridos por el cuerpo humano para funcionar correctamente.

Puedes utilizarlo de forma tópica, como una crema, ayudando a hidratar tu piel. Para problemas internos es mejor si lo consumes. Si decides usarlo en tus dieta, puedes controlar la concentración de Aloe vera en sus mezclas haciendo de jugos y licuados, agregando frutas y agua.

Estos son algunos beneficios del Aloe Vera

  • Previene trastornos digestivos como hinchazón, estreñimiento y colitis
  • Ayuda en la producción de glóbulos blancos
  • Disminuye el riesgo de inflamación en la artritis
  • Tratamiento del acné
  • Hidrata la piel
  • Ayuda a las quemaduras, alivia el dolor
  • Rellena las arrugas
  • Cura heridas
  • Regula la azúcar en la sangre

Como preparar un gel de Aloe vera

Ingredientes:

  • Una planta de aloe vera
  • Limón

Preparación:

Empieza cortando las hojas de la planta, recuerda no dañar la planta para que vuelvan a crecer. Corta por la mitad de la hoja para aprovechar al máximo la hoja. En un tazón deja las hojas a que escurran el jugo.
Cuando acabes, con un cuchillo separa el gel de la hoja, recuerda hacerlo de los dos lados de la hoja y guárdalo en algún recipiente y agrega el limón. Puedes usar la licuadora para obtener una mejor mezcla. Al final guarda el frasco en el refrigerador. Ahora puedes usarlo cuando gustes en jugos y licuados.

Gracias por leerme y por favor comparte este artículo con todos sus amigos que tal vez usted pueda ayudar a alguien que lo necesite.

(Visited 1.134 times, 1 visits today)