Remedios caseros para el hígado graso

Tener el hígado graso produce hepatomegalia, haciendo que los triglicéridos se acumulen.  Cuando presentamos esteatosis hepática esta viene acompañada de hepatitis se reproduce necrosis que termina como fibrosis hepática.

Estas condiciones son importantes tratarlas a tiempo, siguiendo un tratamiento especifico que indique el médico. También podemos  tomar algunos remedios caseros para ayudar de forma natural a nuestro hígado.

Existen varios remedios naturales para este problema o esteatosis hepática, fáciles de realizar y con menor costo. Solo basta con utilizarlos en nuestro día, es por eso que hoy te mostrare algunos remedios caseros para limpiar este delicado órgano.

Otro factor importante es llevar una dieta balanceada, esto para evitar que nuestro hígado colapse por excesos. Tener esta enfermedad es un problema de salud muy fuerte, a menudo presente en personas de edad avanzada, por lo cual debemos comenzar a cuidarnos cada día más.

Con estos remedios naturales limpiaras tu hígado

hígado

A continuación te muestro algunas recetas caseras para limpiar tu hígado graso.

  1. Reducir la cantidad de azúcar.

Muchos estudios demuestran que al reducir la cantidad de azúcar que ingerimos, conseguimos mejorar las condiciones de nuestro hígado.

  1. Evitar los carbohidratos.

Evitar los carbohidratos, tratar de consumir mayormente vegetales y verduras.

  1. Consumir vitamina E.

Los alimentos ricos en vitamina E nos ayudan a mejorar los síntomas de la enfermedad. Debemos consumir cereales, semillas, frutas y legumbres.

  1. Cardo mariano.

Tomar extracto de cardo mariano nos ayuda a curar el órgano comprometido, este ayuda y estimula la síntesis de proteínas gracias a la silimarina.

  1. Consumir cítricos.

Los cítricos son ricos en vitaminas  y en D-limoneno, es una sustancia que combate y proviene el hígado graso.

  1. Cambiar nuestro estilo de vida.

Debemos realizar ejercicio especialmente los aeróbicos, el ejercicio físico ayuda también a mejorar la resistencia a la insulina.

Este se desarrolla cuando se va acumulando grasa en este órgano, esto debido a que el hígado no puede descomponer de forma correcta las grasas. Entre los síntomas del hígado graso están: debilidad muscular, la fatiga, dolor abdominal, nauseas, decoloración de la piel entre otros.

Si presentas algunos de estos síntomas debes tratar de llevar a cabo estas recetas, si te gusto este artículo no dejes de compartir

(Visited 526 times, 1 visits today)