Remedios caseros para el asma

El asma es una enfermedad pulmonar que causa dificultad para respirar. El asma puede ser aguda o crónica. Los ataques de asma ocurren cuando hay una obstrucción en el flujo de aire en los pulmones.

Anatomía del asma

La causa exacta de esta enfermedad no se conoce, pero puede ser desencadenada por alergias, contaminación del aire, infecciones respiratorias, emociones, condiciones climáticas, sulfitos en los alimentos y ciertos medicamentos. Los síntomas comunes incluyen tos, sibilancias, dificultad para respirar y opresión en el pecho.

Existen muchos tratamientos médicos para el asma. Algunos remedios naturales simples también pueden aliviar los síntomas.

Remedios caseros para el asma

Aquí están los 10 mejores remedios caseros para el asma. Además, consulte a su médico para un diagnóstico y tratamiento apropiados.

1. Jengibre

El jengibre es un tratamiento natural muy conocido para varias dolencias incluyendo el asma. Los investigadores han encontrado que puede ayudar a reducir la inflamación de las vías respiratorias e inhibir la contracción de éstas.

Además, los estudios indican que tiene compuestos que pueden mejorar los efectos relajantes musculares de ciertos medicamentos para el asma.

Asma cura natural

Mezclar cantidades iguales de jugo de jengibre, jugo de granada y miel. Consuma una cucharada de esta mezcla dos o tres veces al día.

Alternativamente, puede mezclar una cucharadita de jengibre molido en una taza y media de agua y tomar una cucharada de esta mezcla a la hora de acostarse.

Corte una pulgada de jengibre en trozos pequeños y agréguelo a una olla con agua hirviendo. Deje reposar durante cinco minutos, deje enfriar y luego beba.

Para desintoxicar sus pulmones, prepare una decocción de fenogreco hirviendo una cucharada de semillas de fenogreco en una taza de agua y mezclando una cucharadita de jugo de jengibre y miel. Tome esta solución cada mañana y noche.

También puede comer jengibre crudo mezclado con sal.

2. Aceite de Mostaza

Remedio casero para el asma

Cuando se presenta un ataque de asma, el masaje con aceite de mostaza puede ayudar a limpiar los conductos respiratorios y restablecer la respiración normal.

Calentar un poco de aceite de mostaza con un poco de alcanfor.
Transfiéralo en un cuenco y cuando esté cómodamente caliente, frótalo suavemente sobre el pecho y la parte superior de la espalda y masajea.
Haga esto varias veces al día hasta que los síntomas disminuyan.

3. Higos

Remedio de higuera para el asma

Las propiedades nutritivas de los higos favorecen la salud respiratoria y ayudan a drenar la flema y a aliviar las dificultades respiratorias.

Lavar tres higos secos y remojarlos en una taza de agua durante la noche.
Por la mañana, comer los higos remojados y beber el agua del higo con el estómago vacío.
Continúe este tratamiento casero durante un par de meses.

4. Ajo

El siguiente remedio de ajo puede ayudar a eliminar la congestión en sus pulmones durante las primeras etapas del asma.

Hervir dos o tres clavos de olor en un cuarto de taza de leche.
Dejar enfriar a temperatura ambiente y luego beberlo.

5. Café

La cafeína en el café regular puede ayudar a controlar los ataques de asma porque actúa como un broncodilatador. El café caliente ayuda a relajar y despejar las vías respiratorias para ayudarle a respirar mejor. Cuanto más fuerte sea el café, mejor será el resultado.

Pero trate de no beber más de tres tazas de café negro en un día. Si no le gusta el café, puede optar por una taza de té negro caliente. Sin embargo, no use la cafeína como un tratamiento regular.

6. Aceite de eucalipto

El aceite de eucalipto puro es un tratamiento efectivo para los síntomas del asma debido a sus propiedades descongestionantes. La investigación indica que tiene un químico llamado eucaliptol que puede ayudar a romper el moco.

Ponga unas gotas de aceite de eucalipto en una toalla de papel y manténgalo junto a su cabeza mientras duerme para que respire el aroma.

También puede poner de dos a tres gotas de aceite de eucalipto en una olla de agua hirviendo y respirar el vapor. Trate de respirar profundamente para obtener resultados más rápidos.

7. Miel

La miel es una de las curas naturales más antiguas para el asma. El alcohol y los aceites etéreos de la miel ayudan a reducir los síntomas del asma.

Sólo inhalar el olor de la miel produce resultados positivos para algunas personas.
También puede mezclar una cucharadita de miel en un vaso de agua caliente y beberla lentamente unas tres veces al día.
Antes de acostarse, trague una cucharadita de miel con media cucharadita de canela en polvo. Esto le ayudará a eliminar la flema de la garganta y le permitirá dormir mejor.

8. Cebollas

Las cebollas tienen propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la constricción de las vías respiratorias cuando sufren de asma. Además, el contenido de azufre en las cebollas ayuda a disminuir la inflamación de los pulmones.

Simplemente coma cebollas crudas para limpiar las vías de paso del aire y respirar mejor. Si no puede soportar el sabor de las cebollas crudas, pruebe a comer cebollas cocidas.

9. Limones

zumo de limón

Las personas con asma a menudo tienen bajos niveles de vitamina C. Los limones son ricos en estas vitaminas y antioxidantes que pueden ayudar a reducir los síntomas del asma.

Exprima el jugo de medio limón en un vaso de agua y añada un poco de azúcar según su gusto. Tome esto regularmente para reducir los ataques de asma.

Las naranjas, papayas, arándanos y fresas también son ricos en nutrientes que ayudan a minimizar los síntomas del asma.

Nota: Evite usar jugo de limón embotellado. Además, no tome frutas cítricas durante los ataques de asma si empeoran sus síntomas.

10. Semillas de Caramelo

Las semillas de carom, también conocidas como maleza de Obispo y ajwain, también se pueden utilizar para tratar el asma leve, ya que actúa como broncodialator dilatando los tubos bronquiales en los pulmones.

Hervir una cucharadita de semillas de caromero en un poco de agua e inhalar el vapor, según sea necesario. También puedes beberlo.

Alternativamente, caliente un puñado de semillas de caromero envueltas en un trozo de tela de algodón en el microondas durante unos segundos. Cuando esté caliente, colóquelo sobre el pecho y el cuello hasta que se enfríe. Repita todos los días hasta que esté satisfecho con los resultados.

Otra opción para calentar una pasta de semillas de caromatoso y jaggery y comer una o dos cucharaditas de esta pasta dos veces al día durante unos días o hasta que se alivie. Este remedio no se recomienda para diabéticos.
Consejos Adicionales

Trate de identificar sus factores desencadenantes del asma y evitarlos. Evite los alérgenos, irritantes y contaminantes en el aire e infecciones respiratorias.

Coma hierbas y especias como romero, salvia, orégano, jengibre y cúrcuma en su cocina.
Coma por lo menos dos porciones de pescado de agua fría como salmón, bacalao, caballa y arenque a la semana. También puede tomar suplementos de omega-3 después de consultar a su médico.

Incluya más frutas y verduras frescas en su dieta. Los nutrientes como el magnesio, el selenio betacaroteno y las vitaminas C y E pueden ayudar a mejorar la función pulmonar.
Evite comer alimentos procesados y envasados con aditivos alimentarios artificiales y conservantes. Los químicos pueden desencadenar ataques de asma.

Limite su consumo de leche y productos lácteos si usted es alérgico a las proteínas de la leche o tiene intolerancia a la lactosa debido a la deficiencia de lactasa. Aquellos que no sufren de estos problemas, sin embargo, pueden tomar la leche ya que las grasas de la leche entera tienden a tener un efecto protector contra los síntomas del asma.